Telefono(669) 982-19-64 y 981-26-89

Quien no esta preparado hoy
lo estará menos mañana

REFLEXIONES EJECUTIVAS

TENER UN MAL AÑO NO ES CASUAL

Estamos a tres meses de finalizar el año nuevo 2015. ¿Recuerda los abrazos de “Feliz Año” y los propósitos de “Año nuevo”? ¿Y, los buenos deseos del presidente de la República? ¿Qué es lo que ha pasado? ¿Por qué una vez más terminaremos un año en el que no se cumplen las expectativas? Es una pena que teniendo información de sobra, datos, historiales nacionales y mundiales, funcionarios federales con posgrados y doctorados, no sean capaces de solucionar el eterno problema mexicano conformado por pobreza, corrupción, finanzas públicas insanas, desigualdad social, economía errática y baja, inseguridad, problemas con maestros, bajo nivel escolar top-replicas.com del promedio de la población, etc. También, es de ellos conocido lo que sucede en el ámbito internacional, en lo concerniente a economía, por lo que no basta, ni es suficiente, que nos digan con suma precisión las afectaciones que nos ocasionan las malas economías de otros países. Si eso ya lo saben, ¿por qué no actúan en consecuencia y diseñan alguna estrategia o desarrollan un modelo económico que solucione el problema mexicano, de raíz? El presidente de la República y el Secretario de Hacienda recitan muy bien las causas de la mala economía mexicana, eso cualquiera lo sabe, porque los medios masivos de comunicación lo informan a diario. Lo que deben hacer es ponerse a trabajar en los cómos, porque el que nos digan que ellos han sido muy responsables con la macroeconomía del País, no es para cacarearse, cuando ésta se ha mantenido sana desde finales del sexenio de Zedillo, y los gobiernos panistas la robustecieron, de modo que al entrar la nueva administración federal era su responsabilidad mantener esa macroeconomía que ya estaba bajo control, y que, efectivamente, si no se mantiene sana, el País se va a pique, y eso, obviamente no les conviene. Solucionar los problemas añejos, enraizados y enquistados de México, claro que no son tarea fácil, porque los problemas son políticos, y mientras los políticos los quieran solucionar seguirán quedando en sólo promesas, porque a muchos de ellos no les conviene solucionarlos, porque quedarían expuestos; pero mientras, que al País se lo siga llevando la tristeza. Señores funcionarios públicos, llámense presidente de la república, secretarios de estado, gobernadores, presidentes municipales, regidores, legisladores, etc., los ciudadanos ya no queremos palabras, ni explicaciones de por qué las cosas están mal, queremos hechos eficaces, con beneficios palpables y parejos para todos. Siempre habrá una causa por la que haya un éxito o un fracaso,www.perfectwatches.me que 2015 vaya a ser otro año nuevo fallido no es casual. Las causas son totalmente imputables a quienes nos gobiernan y legislan, porque no han tenido la capacidad para administrar de manera eficaz lo que es su responsabilidad. Cuando un administrador no da resultados en una empresa privada es despedido de inmediato. Lo malo de los gobiernos es que las cabezas principales se quedan a pesar de sus errores y negligencias, siendo otros los que se van. Tres años de economía fallida en nuestro País, es prueba suficiente de que no se están haciendo las cosas bien. Debo reconocer que sí tenemos políticos capaces de resolver el problema mexicano, pero no los dejan hacer, y así, la verdad, México seguirá envuelto en un torbellino errático dañando todo lo que toca. Y esto va para todos, porque los ciudadanos, también tenemos nuestra parta de culpa. Es por ello que considero que es momento de que hagamos un alto en el camino y revisemos lo que hemos hecho durante los nueve meses de este año, que no son pocos, y redoblar esfuerzos para que el 2015 no termine tan mal. Todos, gobiernos y ciudadanos debemos de aplicarnos, para terminar con los años nuevos que se van siendo malos.